viernes, 28 de febrero de 2014

Aritmotimia II — El número de marras


Y es que esto del MIR acaba por trastocarte totalmente, y la aritmotimia, después de haber hecho el fatídico examen, abandona el aura de los simulacros para trasladarse al examen de verdad. Desde el mismo 2 de febrero empezaron las estimaciones de las academias, sus estadísticas, sus comparativas con el año pasado. Para ellos no son sino una forma de conseguir que los opositores se queden con buenas opiniones de ellos, aunque sean alumnos de la competencia, y de empezar a ver por dónde van los tiros con sus resultados. Por lo que parece, la academia con la que yo he estudiado es la que se alza este año con el inventado galardón de «los mejores resultados». Estoy convencido de que, estadísticamente, la diferencia ha de ser mínima, y tengo mis opiniones al respecto de por qué los resultados de una pueden ser mejores que la otra y, pidiéndoles perdón a todas ellas, temo que dependa más del historial de sus estudiantes que de la academia en sí.

Pero el caso es que por fin hay números oficiales. La verdad es que se me había olvidado hasta las doce y algo, pero probablemente muchos de los MIRandos de este año han estado, como si fuera el día de Nochevieja, pendientes de que el reloj marcase las 0:00 (realmente las 0:01) del 28 de febrero. Y probablemente haya muchas sorpresas buenas, otras tantas no tan buenas, y algunos que han sacado aproximadamente lo que esperaban.

Y yo, mis queridos lectores de este blog, no puedo sentirme más abrumado y gratamente sorprendido por el número provisional que me asigna el Ministerio de Sanidad. Yo tenía unas expectativas relativamente altas, al menos en comparación con la generalidad. Esperaba tener número para coger la especialidad que quiero con cierto grado de seguridad, pero la verdad es que durante la preparación me sentí a veces tan agobiado por la cantidad de materia, y por saber que hay muchísima gente preparándose para lo mismo, con técnicas de estudio que definitivamente son de más calidad que mi chiripitifláutico «aquí-te-pillo-aquí-te-mato». Pero la cosa ha salido muchísimo mejor de lo que yo me esperaba, muy pero que muy por encima de los números que yo barajaba durante la preparación.

A falta de las últimas alteraciones, que según comentan por ahí son de poca magnitud, mi número de orden provisional es...

155

Este número no significa, a fin de cuentas, nada más que el orden aproximado en el que elegiré; pero no puedo dejar de estar muy feliz porque sé que un número así me da una libertad prácticamente completa para elegir una de las plazas de entre las que más me interesan. A estas tres cifras, que realmente no significan nada más que un orden en el que elegir y en absoluto se refieren a la calidad de nadie como médico —ni siquiera como estudiante, porque en el MIR hay mucho de circunstancial— se reducen los meses de estudio, y en cierto modo es un poco ridículo, pero por otra parte me demuestran que debo tener confianza en mí mismo y en que puedo lograr los objetivos que me marco si soy capaz de concentrarme en ello.

Por enésima vez, lo único que me sale es darles gracias a todos los que me han acompañado y soportado durante este último año: mi ausencia, mi mal humor, mi cara de cansancio, mis bajones, mis ganas de presentarme a lo loco sin estudiar, mi rabia por tener que hacer un examen más después de seis años para poder trabajar en lo que quiero... De nuevo, y no me cansaré de repetirlo, ¡muchas gracias! Por tonto que les parezca, en persona, por Skype, por Twitter, por Whatsapp y por todas esos medios, se han convertido en parte de esta etapa, en un gran apoyo y este resultado feliz es también gracias a ustedes. Gracias. Mil veces, gracias.

12 comentarios:

  1. 155. Ese número significa mucho, dosmilochocientossesentaycuatro (tu número de expediente sacado del formulario de examen que tiene toda España, gracias por ese esfuerzo añadido). No te hace mejor médico ni mejor estudiante porque ya lo eras. En actitud y en aptitud. Espero que nos cuentes lo que eliges y donde eliges. Y nos sigas contando lo que haces. Durante las próximas décadas ;-) Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ramón. Me alegro de que el escaneo de mi examen haya sido de ayuda.

      ¡Por supuesto que contaré lo que he hecho! ;) Cuenta con ello.

      Un saludo y bienvenido a Ya MIRaremos, que no te había visto por aquí (o quizás sí y se me ha olvidado; en ese caso, disculpa mi memoria selectiva de pez XD). ¡Y gracias de nuevo!

      Eliminar
  2. Todavía recuerdo esos días en los que te daba síndrome pseudodepresivo MIRiano, y me decías que ibas a sacar un 10000 y te ibas a tener que pillar análisis clínico en la aldea XD
    ¡Para pegarte y escupirte ahora!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena! Te lo mereces! :)
    Aunque ese número no valga de mucho, solo sea por la satisfacción que se obtiene al saber que puedes conseguir lo que quieras si te lo curras; es un subidón de autoestima :)

    Suerte con la elección! Lo que quieras, donde quieras! :D:D:D:D
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miriam :D

      Y es lo que tú dices: sabes que el número per se no es nada, pero da mucha satisfacción sentir que el esfuerzo da frutos.

      ¡Otro abrazo para ti! :P

      Eliminar
  4. Sin palabras Fer... es para matarte cuando decías que no tendrías opciones a nada! Jajajajaja. Que vale, que no significa nada... pero mola eh? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un neurótico obsesivo, ¿qué le voy a hacer?

      Y sí, mola mucho, ¿para qué vamos a mentir? XD Pero bueno, esto no acaba aquí: ahora queda la residencia, ¡y a darlo todo! :D

      Eliminar
  5. Hola Fernando! Por casualidad he dado con tu blog y me encanta :) lo primero que te tengo que decir es ENHORABUENA por ese pedazo de número!! Espero que todo lo que conlleva ese número te haga muy feliz a partir de ahora! Nos leemos! un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Elena! Encantado estoy de que te encante, ¡bienvenida a mi pequeño trocito de Internet! :D

      Muchas gracias por tu felicitación, espero yo también que el número sea solo la llave a muchas alegrías. ¡Ya iré contando!

      Otro beso para ti.

      Eliminar