miércoles, 10 de julio de 2013

Semanas 2 y 3 - Muchas cosas


¡Ésa es una gran noticia de entre las tantas cosas que me han pasado juntas esta semana y media sin actualizar! Desde hoy, ¡ya soy titulado oficialmente! Ahora sí que sí, soy Licenciado en Medicina. Eso, obviamente, me da licencia para matar y esas cosas, además de imbuirme del sacrosanto deber de dar asistencia cuando haga falta. Ah, y a participar en esa ley no escrita de que soy "doctor" sin doctorado. Que oiga usté, no me voy a quejar.

Y después de haber dado cuatro viajes entre administraciones, todavía me queda ir a por los certificados de notas y el MIR, y hacer copias compulsadas del título, porque como comprenderán, no voy a pagar la friolera de ciento-taitantos euros cada vez que presente un currículum o algo.

Grandes cosas de la administración de mi facultad, me han pedido, señoras y señores, el Libro de Familia (bueno, una fotocopia de la hoja en la que salgo y el original para cotejarla). Yo que pensaba que ese documento estaba ya absolutamente obsoleto...

De resto, pues he terminado la Hematología. Los ánimos con los que la empecé fueron extinguiéndose poco a poco con la llegada de las leucemias y sus clasificaciones. Al ver que tampoco era para tanto me volví a confiar, pero llegaron los linfomas. Y no, por ahí no paso...

Y después de Hemato me ha tocado, en pleno afán cumpleañero del 4 de julio —ya ven, tengo una película para mí solito—, ORL. Asignatura que siempre que revisito coquetea conmigo. No me pregunten qué es lo que tiene, pero algo es que me gusta mucho y que hace que se me haga bastante menos pesada.

Y ahora he empezado con la pequeña y corta aventura de Oftalmología antes de adentrarme con bastante comodidad, la verdad, en la Psiquiatría. Tengo la suerte de habérmela estudiado muy bien, así que espero que esa semana me resulte bastante tranquilita.

Les dejo, como espero que sea costumbre, con un par de preguntillas MIR que a ver si alguien se anima a responder :P

A ese respeto, la última que puse, de Traumatología, tenía como respuesta correcta la que dijo Azael en el comentario: la 4. Ante un síndrome compartimental hay que retirar todo lo que esté comprimiendo y monitorizar la presión intracompartimental. Si sigue subiendo a pesar de eso, hay que hacer fasciotomía urgente, por gore que sea. Es eso, ¡o quedarse sin músculos!


Acude a consulta una paciente mujer de 35 años por clínica de astenia de varias semanas de evolución. A la exploración destaca una leve palidez. Niega tener reglas abundantes ni otra clínica. Se le hace un hemograma en el que destaca una hemoglobina de 9 mg/dL con VCM de 70 fL (microcitosis) y HCM de 22 pg (hipocromía). Sobre la patología que padece la paciente, señale la FALSA.
  1. La causa más frecuente en mujeres en edad fértil son las pérdidas menstruales.
  2. En ausencia de antecedentes ginecológicos estaría justificado un estudio digestivo de pérdidas digestivas (sangre oculta en heces, endoscopias).
  3. Es característico que la ferritina esté aumentada.
  4. Es característico que la capacidad de saturación de la transferrina esté elevada.
  5. Las transfusiones de hematíes se reservan para pérdidas agudas o masivas con anemia sintomática.



Paciente de 17 años que acude al servicio de urgencias por fiebre y odinofagia intensa, con disfonía y rinorrea serosa. En la exploración se aprecian amígdalas palatinas hipertróficas y eritematosas. ¿Cuál es el tratamiento inicial? [Ésta es del MIR de este año y me pareció una gran pregunta]
  1. Paracetamol.
  2. Corticoterapia.
  3. Amoxicilina.
  4. Bencilpenicilina benzatina.
  5. Oseltamivir.