viernes, 28 de junio de 2013

Semana 1 - Traumatología terminada. Hematología.


La Traumatología es una asignatura de importancia media-baja para el MIR. Suelen caer una media de 8-9 preguntas, mayoritariamente de fracturas y luxaciones (incluyendo sus complicaciones y tratamientos), así que en eso me he centrado más, siguiendo el planning de la academia.

He llegado a aceptar que mi concentración es la que es, y probablemente sea así constantemente, fluctuando según lo amenazante que vea la asignatura. Probablemente, los tutores de la academia quieran colgarme por decir esto, pero yo sé por experiencia propia que agobiarme no sirve de absolutamente nada. Cumplo el calendario, me da tiempo a mirarme los temas dos y hasta tres veces cuando me tocan.
  1. Lectura comprensiva y subrayado (cuando no lo haya hecho).
  2. Relectura y confección de tablas recordatorias o comparativas, esquemas y reglas mnemotécnicas (o énfasis en las aportadas por el manual).
  3. Repaso del tema, centrándome en lo más importante.
  4. Cuando me sobra tiempo, me miro las preguntas de años anteriores.
Y sí, la Traumatología sigue sin entusiasmarme. Siempre que se entiende una cosa, parece que uno la mira con otros ojos, eso también es cierto; pero aunque ahora me cause menos rechazo, sigue sin ser santa de mi devoción. 

Pero he empezado con algo que sí me gusta, y bastante más, sin duda. La Hematología. Ya comenté en Ya veremos cómo es una asignatura que me estudié para que luego no me preguntaran y que eso hizo que mi relación con ella se volviera una cuestión de honor; y le cogí cariño. Es de mayor importancia que la otra, así que me la estudio durante más tiempo, y hay más materia que saberse mejor; pero como me la sé relativamente bien, quitando algunas cosas que las pasé bastante por encima y ahora debo saber más detalladamente, me siento como repasando.

Espero que esta sensación no sea un exceso de confianza y al final me vea "traicionándome" a mí mismo y fastidiándola en el examen (tengo auténtica obsesión con el confiarme demasiado al sentir que me va bien, y me miro y me remiro las cosas con ese miedo). 

Pero bueno, aún es bastante pronto para decir nada. Faltan unos siete meses... Ya MIRaremos.

PD: Y como regalo, una pregunta MIR de Trauma (la imagen de arriba, obviamente, no tiene nada que ver).

Una paciente de 71 años sufrió en el día de ayer una caída accidental sobre su mano y fue diagnosticada de una fractura de Colles que se trató de forma conservadora con un yeso. Acude a Urgencias por sentir mucho dolor en el brazo y la mano, no poder mover los dedos y disminución de la sensibilidad. A la exploración, se encuentra una coloración aceptable y un relleno capilar normal, pero los dedos están hinchados, la movilidad activa es prácticamente nula y la pasiva genera intenso dolor. ¿Cuál debe ser su actitud?
  1. Observación en urgencias.
  2. Administrar diuréticos y analgésicos y esperar evolución.
  3. Retirar el yeso, administrar diuréticos y analgésicos, elevar el miembro, valorar la presión intracompartimental, y si no mejora hacer una osteosíntesis del radio.
  4. Retirar el yeso, administrar diuréticos y analgésicos, elevar el miembro, valorar la presión intracompartimental, y si no mejora hacer una fasciotomía urgente.
  5. Drenaje urgente de derrame seroso.

1 comentario: