martes, 18 de junio de 2013

Ahora toca MIRar


Tras más de tres años hablando de mi vida como estudiante de Medicina en Ya veremos, me encuentro ahora al pie de una nueva escalera. Una más rápida, no de seis años, pero de seis meses, para enfrentarme a la primera gran prueba de lo que será mi vida profesional: el examen de acceso a la formación sanitaria especializada, el tan temido “MIR”. El próximo mes de enero de 2014 me enfrentaré a mi primer examen como médico y no como estudiante. El medicoblasto ha terminado de diferenciarse y es ahora un “medicocito”. No es más que un estadío intermedio antes de comenzar otro proceso nuevo, el de convertirme en especialista, pero como se dice en esto de la citología, estoy ya comprometido con la línea celular. Y es un compromiso que, como saben, abrazo con gusto.

El 24 de junio, el próximo lunes, empiezo lo que la academia llama “fase de consolidación”. Esto significa 10 horas diarias. Yo, rebelde sin causa, me encargaré diligentemente de condensarlas en la medida de lo humanamente posible por el bienestar de mi hipocampo, que se me recalienta rápidamente y podría acabar yo con serias lesiones neurológicas. Y no, no es la idea.

Probablemente, el ritmo al que actualice variará enormemente dependiendo de la fase en la que me encuentre del estudio, la dificultad relativa de cada asignatura y el grado de compromisos que tenga aparte de éste. Pero concibo el blog como una válvula de escape, como ha venido siendo durante estos años. Todo el que quiera acompañar a un servidor en esta odisea, será bienvenido.

Dije “ya veremos” y ya hemos visto. Ahora toca poner aún más atención: después de ver, toca MIRar.

1 comentario:

  1. No sabes cuánto me alegro de que ya estés en este punto del camino. Te mereces lo mejor y sé que conseguirás lo que te propongas.

    Mucha suerte y no olvides que nunca estarás solo ;)

    ResponderEliminar