viernes, 8 de febrero de 2013

Aventuras en Primaria 8 - El final


Se acaban las aventuras en el centro de salud. El lunes vuelvo a los lares hospitalarios para sumergirme en el Servicio de Medicina Interna. No sé qué tal me irá por allá, pero sí sé una cosa con seguridad, y es que esta rotación en Atención Primaria ha sido la mejor hasta la fecha de todas las que he hecho nunca, porque he visto la medicina de batalla, la de todos los días. He aprendido más sobre el uso de muchos medicamentos que lo que aprendí con farma o con las distintas asignaturas de 4º y 5º, y por absurdo que pueda parecer, agradezco haber aprendido a manejar bastantes de los nombres comerciales más comunes en los botiquines de casa, cosa que a muchos estudiantes nos desorienta en las prácticas.

También me voy sabiendo cómo funciona nuestra Atención Primaria, y lo que es más importante, sabiendo que me gusta mucho la Medicina de Familia, y si antes ya la tenía en cuenta, ahora ha escalado muchos puestos en mi lista de posibles futuros profesionales. Al menos aquí, ser médico en un centro de salud es estresante, sí, son muchos pacientes, sí; pero pocas veces he visto una relación médico-paciente tan bonita y tan provechosa. La continuidad y la perspectiva de la que gozan el médico de familia y el resto del equipo para enfocar los problemas del paciente es un privilegio que explica y aclara la auténtica necesidad de que una sanidad pública se base en un sistema de atención primaria llevado por equipos de profesionales con una formación versátil y grandes capacidades de coordinación.

Y me voy no solo con la sensación de haber aprovechado bien las prácticas, sino también creo que lo he hecho bien. Aún tengo que aprender a encajar los cumplidos y las buenas valoraciones, porque a veces parece que no me las quiero creer. En definitiva, la mejor rotación de prácticas que he hecho hasta el momento. 

Y ahora con Interna, ya veremos...

PD: Hoy me han vuelto a decir que se me ve el rejo de psiquiatra. Nah, si al final voy a tener que hacerles caso e intentar ir a por ello...

5 comentarios:

  1. Es exactamente lo que pensé yo al terminar también mis prácticas, que creo que también fueron las mejores que hice. Qué tendrá la Primaria que enamora a todo el mundo? Por desgracia, parece que después en el MIR se olvida :(

    De todos modos suerte y ánimo en Interna, seguro que te encantará :))))))

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. A mí me encanta la psiquiatría, pero no sé yo si eso será suficiente... hacen falta médicos de familia con vocación..ojalá puedas seguirla con certeza.. No importa lo que sea, solo te deseo (Cuando te toque) que te haga felíz! (Vamos como la pareja pero peor) ;-)

    ResponderEliminar
  3. @Anna: Somos unos idealistas XDDD Ya te contaré.

    J.: Lo de la psiquiatría y yo es como las comedias románticas. Entré en Medicina queriendo ser psiquiatra, pero lo orgánico me enamoró. Y ella esperó pacientemente hasta 5º y plas, me recordó que estaba ahí y que me gustaba aunque mi fiasco en psicología de 3º me alejara temporalmente. Y ahora, plas, dilema que te pego XDDDDDD ¿Quién sabe?

    ResponderEliminar
  4. Como médico de familia desde hace ya 14 años, sólo puedo recomendarte que busques tu vocación y hagas lo que realmente te gusta (y sí, en Atención Primaria manejamos psicología y psiquiatría un día sí y otro también!!!). Yo sólo puedo decirte que la Atención Primaria me sigue enamorando, y aun ahora sigo pensando que la Medicina de Familia es la especialidad más completa y la que más satisfacciones dá!! Un abrazo y ánimos para el MIR!!

    ResponderEliminar
  5. acudir a jornadas de medicina de familia y comunitaria para estudiantes
    por ejemplo de federadas SEMFYC:
    -28 de febrero y 1 de marzo Bilbao, www.osatzen.com
    -14 de marzo Madrid, www.somamfyc.com

    ResponderEliminar