lunes, 28 de enero de 2013

Aventuras en Primaria 6 - Gradiente norte-sur


Con la situación socio-económica en la que estamos, se ha oído hablar últimamente del gradiente norte-sur que existe con respecto a la deuda, el paro y otros asuntos en Europa. En el centro de salud en el que estoy haciendo las prácticas y al que he vuelto hoy parece darse también una circunstancia parecida. 

El centro tiene dos lados, y las consultas son muy distintas según en qué lado estén. Cuando estoy en las de la mitad sur, las que dan a la calle, entra más luz, los sonidos que llegan son el zumbido no muy estridente de los coches y los vecinos ocasionalmente saludándose entre sí, uno se siente más despierto y dispuesto a ser activo. La mesa está situada perpendicularmente a la puerta, y si uno no se levanta es complicado ver la sala de espera, aunque sí se ven a los más cercanos. Cuando cambio a la cara norte, las ventanas dan al patio entre los dos edificios adyacentes: se oyen toses sueltas, palomas y poca cosa más; la luz entra con mayor dificultad, y la mesa mira directamente a la puerta como una barrera entre quienes están fuera y quien está dentro.

Incluso los médicos son distintos. Al sur parecen más animados, más dispuestos a hablar con sus pacientes, más abiertos, pero al norte están desencantados de su profesión, despachan de forma mecánica y fría, desconfían de las intenciones reales de los pacientes y no se atreven a contestar ni el más trivial de los comentarios que no corresponda a la necesidad asistencial. Los de un lado guardan obsequios de sus pacientes: pinturas, pequeños cuadros en vidrio tintado, cartas. Los del otro mantienen paredes desnudas, estanterías vacías.

¿Casualidad o no? ¿Fue antes el huevo o la gallina, el carácter o el entorno? ¿Existe realmente una diferencia entre un sitio y el otro o soy yo con mi intenso detallismo y mi prolífica imaginación? Y la pregunta que más me ronda la cabeza cuando cambio y noto el contraste: ¿Lo notan los pacientes? ¿Les afecta?

Les dejo con la canción que me ha acompañado escribiendo esta entrada: This Crowded Room de Freedom or Death.

1 comentario:

  1. Curiosa observación.
    No tiene nada que ver con la orientación geográfica del centro, pero sí con el impacto que tiene en la salud vivir en un barrio o en otro. Te invito a repasar estas páginas. Verás cosas curiosas:
    http://saludcomunitaria.wordpress.com/category/desigualdades-en-salud/

    ResponderEliminar