miércoles, 14 de noviembre de 2012

Peleado con la diabetes


He de reconocerlo, cada vez que tengo que estudiarme la diabetes mellitus arrugo la cara. Quizás sea porque me la han repetido hasta la saciedad desde 1º hasta 6º, quizás porque me agobia la perspectiva de que, si trabajo aquí en Gran Canaria un 13% de la población requerirá que me la sepa mejor que bien; o quizás por la sensación de espada de Damocles que me supone saber que mi padre y el padre de mi padre fueron diabéticos y que mis avances en esto del control de peso son digamos... modestos —he de reconocer además que escribo este post mientras se enfrían unas magdalenas especiadas de calabaza recién hechas que misteriosamente no han adquirido su característica forma champiñonesca, sino que son casi más un soufflé.

Déjenme ser más exactos, es el tratamiento de de la diabetes mellitus lo que más me hace retorcerme. La fisiopatología, el diagnóstico y demás me resultan interesantes de estudiar. Seguramente tenga que ver con eso de la repetición hasta la saciedad, porque el roce hace el cariño. Pero el tratamiento es para mí como enfrentarme a la habitación de mi hermana cuando ya no puedo aguantar y tengo que hacer algo para que no venga una manada de mapaches desde las Américas a hacer su guarida entre jersey y jersey. Los endocrinófilos entre mis compañeros me dicen que es muy sencillo, es solo seguir algoritmos; y yo les digo que tururú. Sí, hay unos algoritmos detalladitos y maravillosos que sirven única y exclusivamente para aterrorizar a los estudiantes. Porque cuando yo fui a las consultas, aquello era el summum de la individualización del tratamiento. Que oye, está fantástico, pero me resulta inabarcable. De hecho, en el examen de endocrino yo me estudié los malditos algoritmos y, siguiéndolos, la respuesta a las dos o tres preguntas de tratamiento de la diabetes mellitus era una de las cinco. Pues no, ¡zas en toda la boca! Era la otra, porque claaaaaro, en este conteeeexto... ¡Al carajo!

Sea como sea, sé perfectamente que la diabetes es un problema de suma importancia, no solo en Canarias donde es una plaga endémica junto con la hbesidad, el sedentarismo y todas esas amenazas terribles contra nuestro corazón; sino en todo el mundo desarrollado, donde la oferta exagerada de comida y el estilo de vida se han constituido como un templo a la resistencia a la insulina. Hoy 14 de noviembre, además de ser huelga general, es el Día Mundial de la Diabetes y aunque yo nunca he sido un gran amigo de esto de los días internacionales y demás —porque pienso que todos los días deben dedicarse a todo lo que es importante—, sí que entiendo y comparto que es una buena ocasión, visto que estará más presente en los medios, para recordar que la diabetes está ahí. Es una plaga lenta pero no por ello menos mortífera. Esta enfermedad es capaz de comerse todo lo que encuentra a su paso en el organismo, no hay nada dulce en la hiperglucemia. Hablando mal y pronto, hace daño a las retinas (pudiendo llevar a la ceguera), a los riñones (a necesitar diálisis), a los vasos sanguíneos y el corazón (falta de riego en los miembros o en el cerebro, con lo que eso significa, e infartos de miocardio) y daño a los nervios (haciendo que se pierda sensibilidad y puedan hacerse heridas que luego se curarán mal y pueden llegar a necesitar amputaciones, además de problemas en las funciones autónomas del cuerpo, como la digestión o la función sexual).

Por eso y porque no me gusta tener que estudiármela hay que intentar prevenirla, y cuando aparezca hacer lo posible porque no vaya a más y, sí, aunque me duela el proceso mental asociado, tratarla correctamente. Salva a BlackZack, sálvate.

3 comentarios:

  1. Muchos mapaches serían felices en mi cuarto también :D

    ResponderEliminar
  2. Mi hermana hace unas "magdalenas" de calabaza impresionantes... consuélate en que si te lo sabes, aparte del bien de tus pacientes, te será más fácil para el MIR......... ;-D Un beso Palmero

    ResponderEliminar
  3. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    BLACZAK YA VEREMOS

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LABERINTO ROJO LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA …

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar