sábado, 22 de septiembre de 2012

Preguntas


Los que siguen este blog saben que soy un neurótico de cuidado, y llevo casi desde que empecé a publicar, allá por septiembre de 2009, mientras empezaba tercero, planteándome qué hacer con mi futuro. Tengo un serio problema, y es que me gusta todo. Por lo menos, casi todas las especialidades médicas. Medicina interna, enfermedades infecciosas, psiquiatría, medicina intensiva, medicina de urgencias; por citar unas cuantas. Sobre todo me gusta todo aquello que me obligue a pensar mucho, a darle muchas vueltas a las cosas, porque soy adicto al trabajo mental, y cuanto más absorbente mejor. Claro que prácticamente todo en esta carrera tiene aproximadamente el mismo potencial tanto para convertirse en un reto como para convertirse en un acto rutinario y aburrido; todo depende de uno mismo y las circunstancias que rodeen su trabajo.

Ahora bien, hasta ahora me he visto muy tranquilo, sabiendo que tengo tiempo, que no tengo ningún compromiso con nadie ni nada. Y sin embargo, el tiempo pasa. Hace nada, este blog cumplió tres años, y parece que fue ayer. El tiempo pasa muy rápido, y tal y como se han pasado estos tres años, el momento de decidir qué hacer con mi futuro profesional está próximo. Y me surgen dos preguntas fundamentales:

  • ¿Quedarme aquí o hacer todo lo posible por huir cuanto antes de España?
  • Me quede o me vaya, ¿a cuál de tantas ramas de la medicina dedicarme?
Si me voy, surgen los temores acerca del: ¿Me irá bien? ¿Será jugar a la ruleta y me expondré a quedarme tirado en vete a saber dónde sin tener dónde caerme muerto? Es una aventura, pero hasta el momento las aventuras se me han dado mal por esa desafortunada mezcla entre maldición gitana y poca tolerancia a la frustración. 

Por otro lado, si hiciera el MIR aquí supongo que tengo a mi favor que no pretendo hacer ni cardio, ni derma, ni plástica, ni cirugía cardiovascular, ni ninguna de ésas que están tan arriba en el escalafón de la numeritis histérica; así que tampoco estoy intentando proyectarme hacia la estratosfera. No con esto quiero decir que pretenda dejarme ir, pero libera una poquita de estrés de encima de uno. Sea como sea, me siguen gustando bastantes cosas, y aunque esté enamorado de algunas en especial, temo que sean enamoramientos pasajeros de los que tanto suelo ser protagonista, y me gustaría desarrollar perspectiva. Quizás, como hiciera mi querida Dra. Pardo, me dedique a preguntar por ahí, a obtener opiniones e impresiones de quien está en las trincheras, y ver si eso me permite mirar las cosas desde un enfoque algo más objetivo.

6 comentarios:

  1. Pues te voy a dar mi opinión, que lo mismo te vale.

    Mira, aquí los que hemos acabado de terminar la mayoría no tenemos clara la especialidad que queremos. Puedes tener una idea, pero a la hora de la verdad son todo dudas, e incluso lo que tenías tan seguro, pasa a estar metido en el cajón de las dudas, con el resto de especialidades. Si eres un sangre sucia como yo, y no tienes consulta de papi que heredar, tampoco tienes la preocupación de tener que hacer X especialidad sí o sí.

    Por otro lado, sobre irte fuera a hacer el MIR, eso es algo muy personal. Como sabes, yo me voy a presentar en 2 meses al portugués (y luego haré el español por probar), y lo he tenido que meditar bastante. Hace 3 años estaba muy seguro, pero con el contexto de crisis, la verdad es que te lo piensas, e incluso desde España empezaba a cambiar de idea, hasta que fui, hablé con otros médicos portugueses y españoles, vi lo felices que estaban y me reafirmé en mi propósito. No obstante, la verdad es que yo no me veía haciendo el MIR en España. Lo de hacerlo en Portugal era como una especie de vocación. Me arrepentiría si no viviese esta experiencia, y si me fuese mal, siempre podría volver, o cambiar de país.

    Por otro lado, ten en cuenta que es necesario CONOCER el país al que vas. Yo desaconsejo vivamente irte a Francia o a Alemania si no sabes cómo es el sistema allí, si no has estado físicamente y has visto si te gusta, si no conoces gente allí... todas esas cosas son importantes.

    Yo incluso me pensé en terceros países como por ejemplo Francia, Bélgica, Suiza, Holanda, Alemania, Noruega,... el problema que le veo es que 1º, necesitas un gran apoyo familiar (económico) y luego, que necesitas tener un gran control de ese idioma. Si no, perderías bastante tiempo en aprenderlo decentemente (hablamos de meses o años)...

    Todas las cartas están encima de la mesa. Ninguna es mala. La mejor será la que más feliz te haga.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu opinión :D Me imagino que las dudas nunca se me quitarán, y a fin de cuentas, todo depende de cómo me salga el examencito de marras; porque puedo tener mucha ilusión por hacer X y de pronto verme corto de número.

    Yo me planteo hacerlo en Alemania, más que nada por domino el idioma y conozco más o menos como funciona el país porque he estado allí unas cuantas veces, pero también me he planteado algunas otras opciones. En fin, ya veré...

    Muchas gracias por tu opinión una vez más, se agradece mucho :D

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy de acuerdo con todo lo que ha dicho PortCalem...sólo decirte desde mi experiencia, que no te enamores de ninguna especialidad. Haz lo que hizo Ana, creo que ella es un magnífico ejemplo as eguir (en muchas cosas) :-)
    Ya sabrás que en mi caso, lo que era amor apasionado se torció profundamente... pero tampoco conozco demasiados casos así.
    Ahora mismo, seguro q todo el mudo te dice lo mismo, pero es verdad: estudia y saca el examen lo mejor posible... y luego, según las notas, como dice tu blog:
    YA VEREMOS....
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo también estoy haciéndome estas preguntas, aunque de momento tengo mucho tiempo para decidir... Pero el tiempo pasa volando y a veces tengo verdadero vértigo.

    Quería haceros una pregunta: si quieres trabajar en el extranjero... ¿Hasta qué punto es recomendable hacer la especialidad fuera? Es decir, ¿qué grado de aceptación tienen los especialistas españoles en otros países? ¿Lo tienen fácil para encontrar trabajo?

    Gracias. Por cierto, me gusta mucho este blog :)

    ResponderEliminar
  5. @J: Efectivamente, eso es lo que pienso hacer; pero también creo que es bueno saber por dónde van los tiros de uno para estar orientado. ¿Que de pronto veo que no puedo hacer X cosa? Pues nada, iré a la que esté disponible después de ésa :P ¡Muchas gracias por tu opinión!

    @palabrasinfinitesimales: Muchas gracias ^^ Bienvenido a Ya veremos. A ver, la idea es irme al terminar la carrera para hacerme especialista fuera, no sería especialista español (a parte de por nacionalidad). Yo conozco a un chico que se ha ido allí y estoy intentando ponerme en contacto con él para ver cuán fácil o difícil es el irse :P En cuanto al reconocimiento, me da un poco igual: mi idea es alejarme de la situación económica y política de España, además de la turbia y oscura nube familiar que tengo a mi alrededor XDDDD

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la bienvenida :)

    Yo pienso igual... Pero a lo mejor lo que decido es hacer la Residencia aquí y ya con el título de especialista intentar trabajar fuera. Supongo que en este caso lo tendría un poco más complicado para encontrar trabajo que si hubiese hecho directamente la especialidad en otro país, pero la verdad es que hacer el examen más importante de mi vida en otro idioma me da mucho miedo.

    Saludos.

    ResponderEliminar