viernes, 3 de febrero de 2012

El sabor del aire


Aún se oía el rumor de las preguntas y las respuestas, en algún rincón de mi cabeza. Aún notaba las pequeñas punzadas de dolor del cuello tenso y cansado. Aún llevaba el peso de mis bártulos pendiendo de mi hombro. Aún estaba entre aquellas paredes que se han ido convirtiendo en una cárcel. Aún las nubes blancas parecían pesadas, ejerciendo una extraña presión sobre todo mi cuerpo.

Pero había algo distinto: el brillo de la luz, la sonrisa resbaladiza que se me escapaba, el sabor del aire. Y es que en todo ello podía percibir una victoria: la de ser libre.

PD: ¡¡He terminado los exámenes de esta convocatoria!! Y el lunes, a por el segundo cuatrimestre. Si es que... XD

2 comentarios: