viernes, 20 de enero de 2012

Enseñanzas de la Psiquiatría y la Psicología


A tres horas de mi examen de Psiquiatría, estoy haciendo un trabajo de reflexión y síntesis acerca de lo que es la salud mental en todo su conjunto, intentando sacar conclusiones generales de lo que es bueno y malo para esta esfera de nuestra salud.

Si hubiera que resumir en tres conceptos las circunstancias ideales para una mejor salud mental —ya sea para los neuróticos como yo, o para sobrellevar enfermedades graves—, estaría siguiendo un esquema demasiado simplista. Después de todo, si hay algo que se aprende estudiando Psiquiatría, es que el modelo biopsicosocial no nace de la nada. La mente es una función orgánica, no deja de serlo, aunque tiene muchos recovecos brumosos aún como para intentar explicarla con concreciones y cosas tangibles; además, el ambiente social implica una influencia tan enorme sobre la psique, que es imposible diferenciarlo todo. Como decía en mi anterior post: es cierto que es posible hacer distinciones entre una esfera y otra de la salud de una persona, pero eso no significa que no estén unidas firme e indivisiblemente entre sí.

En cualquier caso, y a pesar del simplismo, diría que esas tres palabras son: introspección, realismo y adaptabilidad / adaptatividad.


Introspección
Es imposible esperar tener un control más o menos adecuado del propio psiquismo si no se conoce qué es y qué hay en él. Según el Psicoanálisis, es el mero conocimiento de nuestra mente el que potencia la catarsis curativa. Otras teorías más conductistas y cognitivas requieren también de un autoconocimiento, quizás menos profundo que el que persiguen los discípulos de Freud, pero es absolutamente necesario si se quiere intervenir sobre los propios errores de pensamiento y/o conducta. Incluso en las enfermedades más graves y orgánicas —fundamentalmente la esquizofrenia y trastorno bipolar—, la educación en la propia enfermedad permite al enfermo y a su familia la tranquilidad de saber en qué situación están y qué hacer cuando todo parece salirse de quicio.

La enseñanza en introspección es: "Párate, siéntate, mírate y conócete a ti mismo, porque así encontrarás por dónde caminar en tu propia mente."


Realismo
El realismo debería surgir directamente de la introspección, o al menos verse potenciado por él. De hecho, sin el autoconocimiento, es imposible saber cuáles son nuestras limitaciones. Precisamente eso es a lo que me refiero con la palabra "realismo", a conocer hasta dónde podemos llegar. Una vez sepamos qué pasa dentro de nuestra cabeza, tenemos que hacernos un mapa, ver las ciudades bien organizadas, las carreteras y ríos que comunican una cosa con otra, y ser consciente de aquello que nuestra geografía mental no tiene, de los recursos que no tenemos, incluso de aquellos que será difícil si no imposible conseguir, porque implicarían romper con lo que ya tenemos. Y aún así, no está mal que existan estos precipicios, estos agujeros: son también parte de nuestra personalidad, de nuestra función psíquica de relación con nosotros mismos y con nuestro entorno. Querer abarcarlo todo y estar preparado para todo es solo una forma más de enfermar mentalmente. Hay que saber decir no, saber decir basta, y saber decir "ya no puedo más", y lo que mucha gente no se atreve a hacer, saber pedir ayuda.

La enseñanza en realismo es: "Reconoce tus fortalezas y tus debilidades, y márcate solo aquellos objetivos que sepas que eres capaz de afrontar."


Adaptabilidad / Adaptatividad

Lo más frecuente en "salud mental" (y ahora explicaré el por qué de las comillas en esta ocasión) son casi sin duda los trastornos de personalidad y las neurosis (que tienen una curiosa tendencia a ir juntas). Las comillas vienen al hilo de que los trastornos de personalidad no son enfermedades per se, son formas extremas de ser, cuyo problema fundamental es que no son adaptables a las diferentes relaciones sociales, y que las neurosis son tan frecuentes en sus formas menos graves, que a veces se difumina un poco su frontera con la normalidad. Pero en definitiva, ¿cuál es el problema? La rigidez. No reconocer que el mundo no es siempre igual, y que no siempre tiene las mismas expectativas que nosotros, o que no nos puede ofrecer siempre lo que nosotros queremos —no ser realista—, lleva a tener conflictos. Intentar mezclar el agua con el aceite es perder con toda seguridad, y si encima no somos capaces de aceptar la frustración que nos causa este fracaso, el conflicto no hace sino crecer como una bola de nieve con un ritmo exponencial.

De nuevo, esta cualidad debe nacer de las otras dos. Es a través de la introspección y del realismo que debemos darnos cuenta de que hay cosas que no podemos hacer por mucho que nos lo propongamos, o que nos costarán tanto en términos de emociones, tiempo o incluso dinero —para aquellos con intereses más pecuniarios—, que no valdrá la pena. La adaptabilidad implica ser capaz de quitarse las gafas de un color para ponerse otras cuando la situación la requiere. Hay quien, erróneamente, dice que es una infidelidad a los propios principios, o falsedad; pero eso es engañoso: adaptarse al momento, mientras sirva para no sufrir uno mismo —¡lo principal!— y que no sufran los demás —que también es importante, pero generalmente es más su responsabilidad que la de uno—, es lo ideal para evitar el conflicto con el mundo y con uno mismo —base de muchos problemas de salud mental—. Y la adaptatividad implica que uno tiene que ser consciente de que un comportamiento puede no servir de absolutamente nada. Ponerse nervioso en exceso por algo que no tiene por qué ocurrir no sirve de nada, y menos aún sirve preocuparse por haberse puesto nervioso.

¿Cuál es la enseñanza de la adaptabilidad y la adaptatividad? "Una vez te conozcas y sepas tus capacidades, reflexiona para jugar tus cartas de la manera que más útil sea y cualquier cambio no tenga que suponer una hecatombre." en otras palabras "Pon en práctica el 'Ya veremos'."

PD: Y pensar que nombré mi blog así y ahora le encuentro algo de significado profundo y hasta utilidad... Si es que esto de la proyección es curiosa XDDDDD

2 comentarios:

  1. Gran entrada! Me encanta como comunicas y la verdad es que si tod@s pusiéramos en práctica esos conceptos, nuestra calidad de vida mejoraría enormemente. Yo ya lo llevo un tiempo poniéndolo en práctica (los cursos de técnicas de estudio llevan incluido eso jaja) y lo cierto es que te sientes mejor.
    Un saludooo!

    ResponderEliminar
  2. @Claudia: ¡Acabo de ver tu comentario! Muchas gracias, me alegra de que te haya gustado ^_^

    ResponderEliminar