martes, 13 de septiembre de 2011

Días intensos


Ya ha empezado quinto. Y empieza de forma intensa. De 8 a 11 de la mañana, 3 horitas seguidas de Oncología. La asignatura es muy interesante, sin duda, y los ponentes (porque se hace en forma de seminarios, más que de clases magistrales) muy buenos; pero son tres horas de una asignatura bastante compleja e importante a las 8 de la mañana. Consume bastante energía.

Le sigue la Dietética Clínica, que no se diferencia mucho —de momento— de la Nutrición que dimos el año pasado y que, aunque es, como la Onco, interesante y dada por un buen profesor, el hecho de que sea obligatoria la asistencia y pese sobre nosotros la amenaza de que, si no asistimos a un mínimo de clases, vamos directos a septiembre, le imprime un carácter que no termina de agradar.

A partir de la 1, a pesar del obvio cansancio, es cuando viene una de las asignaturas que llevaba esperando toda la carrera: Pediatría. Dado que es una de mis opciones más preferentes de futuro, me ilusiona bastante, tanto para intentar aprovechar al máximo la parte teórica e intentar sacarla lo mejor posible, como para disfrutar las prácticas y aprender todo lo que pueda.

Durante esta semana, y sólo esta semana hasta que se retome meses más tarde, tenemos Dermatología. No es mi asignatura preferida, ni creo que llegue a serlo, pero parece bastante amena, no excesivamente difícil, y como son clases de introducción (historia clínica y exploración en Dermatología, lesiones elementales, histología y anatomía patológica...) son bastante prácticas.

Y acabo, de 3 a 4 de la tarde, con otra de las que disfruto como un niño, no sólo porque la asignatura me gusta en sí, sino porque contamos con un docente excepcional: Infecciosas.

De momento, el curso promete, espero estar a la altura y quiero disfrutarlo lo máximo posible. Eso sí, tengo que dormir bien, porque eso de estar ocho horas casi seguidas con este ritmo es bastante matador. Y ya veremos...

2 comentarios:

  1. Qué denso... ¿Tenéis descansos? ¿Coméis? :P

    Mucho ánimo y a por ello.

    Por cierto, cómo organizáis las prácticas allí? ¿Primero veis toda la teoría durante un tiempo y después sólo hacéis prácticas?
    Como cada facultad es un mundo aparte... :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Tenemos un descanso de 12 a 1 que, de momento, sirve tanto para ir desde el hospital en el que damos las clases de la mañana hasta la facultad (la otra punta de la ciudad) y para comer. En cuanto a las prácticas, pues empezamos en octubre de 8 a 12, solapado con lo que se de de teoría por la tarde (de 1 a 4). Cada grupo de prácticas tiene un orden distinto de las mismas, así que con la misma estás en prácticas de nefrología sin haberla dado aún, o vas a las prácticas meses después de haber terminado la teoría. Es un poco caótico, pero bueno, funciona XD

    ResponderEliminar