viernes, 12 de noviembre de 2010

Luchando con la Farma

Abro los apuntes y, como quien hubiera tomado pequeñas dosis de acetilcolina, me aparece una taquicardia refleja, ¡es Farma! Pero no para, y es cada vez mayor, ¿no me estarán colando anfetaminas sin darme cuenta? La ansiedad me puede, y me planteo el alprazolam, y me veo en el dilema entre la dependencia y el ser consumido por la ansiedad y el pánico. Más miedo me da el pensar que quizás empeore con el rebote al dejarlas. Me entra un dolor de estómago tremendo, como un espasmo, y corro a por butilescopolamina y, por si acaso se me ulcere, una poca de omeprazol, lansoprazol, pantoprazol o esomeprazol.

No puedo más, necesito un cóctel de etomidato, ketamina y propofol, y que me cambien el aire acondicionado por halotano, u óxido nítrico y así me río un rato antes de dormir para que me despierten al mes. Pero la perspectiva de que el mundo continúe sin que yo lo sepa me quita el hambre, me quita el sueño y las ganas de seguir, ¿no será hora de la fluoxetina?

En fin, mejor me pongo a estudiar y me dejo de chorradas. Les dejo al menos con una canción que les hará ver en qué berenjenal me meto (a los que no lo sepan ya, claro).


2 comentarios:

  1. Esta asignatura es una pesadilla, pero una pesadilla útil. Fue lo mas difícil de la carrera para mi y no ne creí el día que por fin la aprobé.

    Mucho animo y recuerda: ya que te la estudias, haz que se te quede bien.

    ResponderEliminar
  2. aiss menuda liberación cuando me la quité de enmedio!

    mucho tiempo y paciencia ^^, como dicen por ahí xD "farma, se saca"

    besos!

    ResponderEliminar