lunes, 28 de junio de 2010

Cuarenta y un años

Hace cuarenta y un años que la comunidad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) se rebeló contra un sistema que los perseguía en Greenwich Village, Ciudad de Nueva York. Por eso, se conmemora todos los 28 de junio el famoso Gay pride. En España se ha traducido como orgullo, aunque la palabra inglesa tiene más similitudes con la palabra dignidad que con orgullo. Y es que eso es en lo que yo creo, en la dignidad de las personas homosexuales, transexuales y bisexuales a ser parte del mundo sin que su vida sexual sea algo de lo que avergonzarse, algo por lo que vayan a la cárcel o incluso mueran.

Sobre todo creo en que ser homosexual es un asunto de cada persona, y que no debe afectar al resto de su vida social. Yo no soy menos estudiante porque me gusten los hombres, igual que no seré menos médico. A nadie se le debería impedir hacer nada por su orientación sexual, porque es algo que no es una enfermedad, es algo que no hace daño a nadie, y sobre todo, es algo que no debe tener trascendencia más allá de la cama y la casa de cada uno.

Cada vez hay más transparencia, cada vez más aceptación, pero quedan siempre muchas personas que están intentando dañar los derechos humanos, dañar a otras personas buscando excusas para justificar lo que no son más que ganas de violencia y conflicto, de vomitar sus propios problemas internos sobre otras personas. Por eso muchos sectores ultraconservadores de esta sociedad deberían hacerse un examen de conciencia y pensar qué es realmente lo que pasa por sus mentes, por qué tienen tanto miedo a la libertad propia y de los demás, qué les amenaza en la oscuridad de sus pesadillas. Por eso Gamá, colectivo LGTB de Canarias, concedió su premio Tenique a Intereconomía, y yo quiero apoyar esa concesión del premio, porque no están respetando los valores en los que se fundamenta un estado de derecho, porque están aprovechándose, con algo que no se puede llamar sino maldad, de la libertad de expresión que quieren quitar a sus conciudadanos.

Sea como sea, y sean de la opinión que sean, les felicito uno de los tantos días del año en los que se reivindica la igualdad de todas las personas. Hoy tocan lesbianas, gays, transexuales y bisexuales; pero el mensaje, al menos para mí, es el mismo que me gustaría que estuviera presente todos los días. Somos personas, miembros de la Humanidad, y debemos aprender a convivir, que el odio sólo hace perder el tiempo y años de vida.

Foto: Desfile del Orgullo LGTB de Las Palmas de GC 2010, yo soy el que mira hacia atrás, a la derecha de la imagen, con una chaqueta roja.

6 comentarios:

  1. A mí me jode mucho que alguien tenga que decir que es homosexual... porque yo nunca he dicho "eh, soy heterosexual". Hasta que no desaparezca ese sentimiento, esa necesidad de excusarse o explicarse por evitar ser censurado, nos queda todavía un largo trecho.
    Ojalá mañana me levantara y a nadie le importara con quién se acuesta cada cuál.

    Besazos!!

    ResponderEliminar
  2. Hombre, tampoco estaría mal decir "soy homosexual" para no hacerse una ilusiones xDDD que cosas así he visto y el trompazo es grande xDDD
    Pero sí, tienes toda la razón ^^
    La verdad es que se presume desde un primer momento que esa persona es hetero y no debería ser así.

    ResponderEliminar
  3. bueno, ellos opinan (intereconomía), así como muchos otros medios, con más o menos "seriedad" les rebaten argumentos :)

    creo que lo más importante de todo es no perder la perspectiva, y no dejar de criticar las cosas que vemos y oímos, porque se pueden hacer y decir tantas burradas... Sin un espíritu crítico una sociedad no se mantiene. Y por eso es genial que se siga celebrando el orgullo, y sobre todo como se hace aquí :) por derechos, por justicia y no sólo por "armarla".

    Un besito! ^^

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que me parece bien que lo sigáis celebrando mientras todavía haya una parte de la sociedad que no os acepte.

    Sigo abogando por la libertad de expresión y de sexualidad aunque si me permites te diré lo que te conté una noche de marcha: no os entiendo a los gays xD las mujeres me son totalmente irresistibles...

    ResponderEliminar
  5. @Anna: Justamente ésa es mi postura. Y es que no es sólo una lucha de la comunidad de LGTB, sino de todos, por la igualdad y el respeto a la privacidad de cada uno. Opino igual, habremos ganado en civismo y conciencia de especie cuando desaparezca la necesidad de reivindicar nada, y cuando a nadie le importe lo que cada uno hace de su puerta para dentro.

    @Luna: Ya, te comprendo XD Me pasa, pero al revés.

    @Mar: Exactamente, el espíritu crítico y la seriedad de que algunas personas carecen son, para mí, la llave para conseguir cualquier objetivo social que se proponga un grupo, ya sea la comunidad LGTB o cualquier otro.

    @Marche: Jajajaja, por suerte o por desgracia es algo que no se puede controlar. Simplemente es así ^^ En cualquier caso, siempre puedes echarte amigas lesbianas, tendrán opiniones comunes: fijo XD

    ResponderEliminar
  6. pues entonces seremos los policías del espíritu crítico o... laura pausini xD

    ResponderEliminar