lunes, 31 de mayo de 2010

Historial clínico - Mayo


¡Hey!

¡Gracias a todos los 964 usuarios que han hecho que Ya veremos haya tenido 1.504 visitas en el mes de mayo!

Curiosamente, la entrada más visitada ha sido la de Criptología Médica que explica las siglas NAMC. Se ve que gusta, aunque también he comprobado que es una de las primeras que sale en Google si buscas las siglas (mi cara: o_O).

Y pasemos ahora a la parte buena. Esto del Google Analytics viene muy bien para reírse un rato con las peregrinas búsquedas que acaban llegando a tu blog:
  • admiracion a medicos residentes (¡Y bien merecida que la tienen!)
  • alguien ha tenido celulitis periorbitaria (Gran descubrimiento...)
  • casos de la vida real en los que se utilice la microbiología (¿Y qué te pensabas tú? ¿Que se dedican a contarse cuentos en el laboratorio para amortizar el presupuesto?)
  • cuales son las enfermedades hoy en dia que provocan mutaciones (Aquí hay algún error de concepto...)
  • deberia un cristiano jugar dragones y mazmorras? (Repetimos: los libros de hechizos no son ni de verdad, ni satánicos. Pero si no me crees, consulta con tu cura/pastor de confianza. Eso sí, no garantizamos una respuesta lógica y objetiva.)
  • define: medicoblasto (la taxonomía ideada por la Dra. Jomeini y desarrollada por sus seguidores parece estar extendiéndose como el iPod, ¿eh?)
  • dias y meses en catalan abreviados (I què té això que veure amb el meu blog? O_O)
  • formas frustradas de existir (Probablemente dragones, gnomos, hadas... quisieron existir, pero las leyes de la física no se lo terminaron de dejar pasar...)
  • fotos eroticas (Esto ya es rayante...)
  • gastroenteritis y ganas de llorar (¿Tan fuerte te ha dado? Pobrecito...)
  • la hipocondria puede conmigo (Hay profesionales para eso...)
  • quiero coger gastroenteritis (O_O)
  • tipo de operacion de estomago que hacen en el doctor negrin (Si te vas a operar, ¿no le puedes preguntar a tu cirujano? Yo conozco a un par de cirujanos generales de ahí y no comen... Te abren en canal y te cortan trocitos, pero no te comen...)
No pensaba yo que pudiera haber gente tan rara perdida por ahí... ¡Pero sí!

Lo dicho, gente, ¡¡muchas gracias por visitarme (búsquedas raras mediantes o no)!!

domingo, 30 de mayo de 2010

De vegetarianos, veganos y otras hierbas

Ya era hora de que hiciera caso a la petición de Oidun que hizo con el motivo de haber ganado la primera edición del juego de pasapalabra de Ya veremos. Pidió que hablara de las dietas vegetarianas, su diferencia con la corriente vegana y si son capaces de cubrir las necesidades dietéticas de una persona, especialmente en el caso de embarazadas, y ahí vamos.

Para empezar, definamos qué es cada cosa. El vegetarianismo es un régimen alimenticio que rechaza el consumo de carne y pescado, basándose la dieta fundamentalmente en cereales, legumbres, hongos, frutas y verduras. Dentro del vegetarianismo encontramos, a su vez, varias corrientes:
  • Vegetarianismo estricto o veganismo: es una corriente fundada como tal (es obvio que antes de esto tenía que haberlos ya, pero no de esta forma pseudo-institucionalizada) en 1944 por Donald Watson y Elsie Shrigley en base a un concepto de respeto a los animales sintientes. Sostienen que las dietas habituales que incluyen carne son demasiado antropocéntricas (que se centran en el ser humano), y que no tienen en cuenta que los animales de los que se alimentan tienen emociones, lo cual debería pararlos a la hora de sacrificarlos para su alimentación. Por eso no sólo rechazan la carne y el pescado, sino también productos lácteos y huevos.
  • Ovolactovegetarianismo: añaden a la dieta vegana productos lácteos y huevos, puesto que no hacen daño a animales vivos. Encontramos también a los ovovegetarianos y lactovegetarianos según si se limitan únicamente a incluir huevos o lácteos, respectivamente.
  • Apivegetarianismo: incluyen miel en su dieta. Puede añadirse el "api-" al resto de prefijos para incluir además otras cosas (por ejemplo apilactovegetarianismo).
  • Semi-vegetarianismo, seudovegetarianismo o flexitarianismo: todos conocemos a alguno de los practicantes de esta corriente que sigue una dieta mayoritariamente vegetariana pero consumen carne de forma ocasional (o más que ocasional). Me remito al primer capítulo de The Big Bang Theory, en el que el personaje de Penny se presenta diciendo: "Soy vegetariana, nunca como carne, excepto el filete ocasional. Oh, Dios, ¡adoro el filete ocasional!".
Hay quien sigue alguna de estas corrientes, como sus fundadores y defensores más acérrimos, por razones ideológicas de respeto a los animales, algunos por razones religiosas (budistas, hindúes...), otros por simple gusto (no les gusta la carne) y otros con el motivo de mejorar su salud. Como éste es un blog de un aspirante a matasanos y la pregunta de Oidun iba más por estos derroteros que por toda la ética que lo envuelve, pues vamos a ver qué influencia tiene una dieta vegetariana en el estado de salud de cualquier individuo.

Para esto me remitiré a la Asociación Americana de Dietética (American Dietetic Association, ADA), que ha hecho estudios al respecto. La web de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (www.nutricion.org) no ofrece, al menos en abierto, información concreta sobre el vegetarianismo; sin embargo sí que tiene recomendaciones para una dieta equilibrada en la que, si bien recomienda aumentar el consumo de vegetales por encima de lo habitual en las dietas que se siguen mayoritariamente, incluye también productos de procedencia animal como sustratos estructurales (o plásticos, como dicen ellos, destinados a proveer al cuerpo con material a partir del cual sintetizar las sustancias necesarias para mantener su estructura, crecer y renovarse) y energéticos (como combustible para el metabolismo).

Sea como sea, la ADA sostiene que una dieta vegetariana bien planeada es capaz de cubrir absolutamente todas las necesidades de cualquier persona en todas las etapas de su vida, incluyendo el embarazo y la lactancia. ¿Qué quiere decir con "bien planeada"? Pues básicamente que hay que cuidar bien los aportes de cada nutriente que se tienen con la dieta que queramos seguir. Las dietas vegetarianas mal planeadas pueden provocar carencia de:
  • calcio y vitamina D, que acabaría afectando a los huesos, provocando osteoporosis, osteomalacia en el adulto y raquitismo en el niño; y, si se está embarazada, al desarrollo del feto.
  • proteínas, con tendencia a edemas y destrucción del músculo. El consumo de soja, quinua, asociado al consumo de cereales y frutos secos variados, ayuda a prevenir la deficiencia proteica.
  • iodo, que en niños afecta al desarrollo del sistema nervioso central y provoca un tipo concreto de retraso mental denominado cretinismo, además de producir el famoso bocio endémico e hipotiroidismo; en embarazadas podría provocar defectos en el desarrollo fetal e incluso el aborto.
  • zinc, que afecta fundamentalmente al sistema inmunitario y al crecimiento.
  • vitamina B12, que provocaría un tipo de anemia megaloblástica (la sangre en los vasos se llena de glóbulos rojos inmaduros, de tamaño más grande), la anemia perniciosa, que no sólo incluye el típico síndrome anémico (fatiga, falta de concentración, problemas respiratorios...) sino además problemas neurológicos que incluyen depresión y demencia (a veces llamada locura megaloblástica). Esta vitamina es sumamente difícil de encontrar fuera del reino animal, exceptuando algunas algas (como el alga nori, usada por los japoneses para múltiples platos de la gastronomía nipona) y el aloe vera. Por lo general acaba siendo necesario añadir a la dieta suplementos de B12.
  • hierro. No es que los vegetales no contengan hierro, sino que no está en forma de grupo hemo, siendo así más difícil de absorber. Se soluciona tan fácilmente como asegurando un aporte de vitamina C (cítricos, por ejemplo), y se evitan problemas asociados con la ferropenia (como la anemia).
  • ácido graso DHA (docosahexaenoico), integrante de los famosos ácidos grasos omega-3, tan útil para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Se obtiene fácilmente del pescado azul, pero esto no es una opción para la mayoría de los vegetarianos, que optan por suplementos confeccionados a partir de algas microscópicas.
Sea como sea, todas estas carencias son evitables si la dieta, como recomienda la ADA, está bien planeada y provista de los sustitutos para los aportes nutricionales que aportan mayoritariamente los productos de procedencia animal. Una dieta vegetariana, por estricta que sea (como la vegana), es además una buena manera de prevenir ciertas enfermedades, como son las cardiovasculares (aterosclerosis, trombosis, infarto de miocardio... —los ovolactovegetarianos estarían relativamente menos protegidos—), la hipertensión, el cáncer colorrectal, de mama y próstata y la osteoporosis. Por otro lado, desde Suecia se ha propuesto que una dieta vegana libre de gluten puede mejorar la salud de pacientes con artritis reumatoide.

En definitiva, así está la cosa con los veganos y demás hierbas. Siguen este tipo de dietas, fundamentalmente por razones ideológicas y de salud. No obstante, esa misma gama de enfermedades que previene este tipo de dietas son también perfectamente evitables ajustando bien una dieta que incluya productos animales (disminuyendo el aporte de grasas animales y de colesterol mediante, sobre todo, el ajuste de la gama de carnes y pescados que se ingieren y la frecuencia con la que se hace). Queda, por tanto, a la elección de cada uno, con sus ideologías y capacidades económicas (que parece que no, pero influye), si pasarse al vegetarianismo o no.

Por último, les dejo un link de la ADA (en inglés) que incluye propuestas variadas para una dieta vegana que no signifique comer sin variedad de gustos: Healthful Vegetarian Meal Ideas (Ideas para Comidas Vegetarianas Saludables).

Fuentes:
Wikipedia - http://es.wikipedia.org
American Dietetic Association - http://www.eatright.org
Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación - http://www.nutricion.org
MedlinePlus - http://medlineplus.gov/spanish/
Kasper, D. et al; HARRISON, Manual de Medicina, 16ª edición - McGraw Hill

miércoles, 26 de mayo de 2010

Criptología Médica - IMC


Hacía tiempo que no volvía con esta sección, y ahora que parece haber un micro-receso en el estrés, no quisiera abandonar las buenas costumbres. Y hoy voy con algo que a muchos se les pasa por alto: el IMC y la obesidad.

¿Qué significa?
IMC - Índice de Masa Corporal

También se lo puede encontrar en su versión anglosajona BMI (Body Mass Index), y es una medida que se utiliza para poder homogeneizar el estudio de la masa corporal, tomando en cuenta la relatividad que provoca la diferencia de altura en los individuos. Esto es: no es lo mismo pesar 100 kilos con 1,72 m; que pesarlos con 2,00 m de altura.

Se calcula dividiendo la masa corporal en kilogramos entre el cuadrado de la altura en metros.

Por ejemplo: María pesa 60 kg y mide 1,67 m. Su IMC es igual a [55/(1,67)²] = 21,51.

¿Para qué sirve?
Pues precisamente, para valorar si la masa que tiene un individuo (paciente, en el caso del médico) es adecuada para su altura. La Organización Mundial de la Salud define, a partir del IMC, la siguiente escala:
  • Infrapeso: IMC < 18,50
  • Normal: IMC = [18,50 - 24,99]
  • Sobrepeso: IMC = [25 - 29,99]
  • Obesidad: IMC ≥ 30.
  • Obesidad mórbida: IMC ≥ 40
Tanto el infrapeso como la obesidad son situaciones patológicas, es decir, de enfermedad. Y éste es un detalle que se debe tener muy claro, porque muchas veces se le da muy poca importancia a esto. Como es obvio, el infrapeso (que puede provocar una autodestrucción del propio cuerpo en busca de combustible para mantenerse, como ocurre en casos avanzados de desnutrición, ya sea por pobreza o por privación voluntaria, como en la anorexia nerviosa) es un problema mucho menos significativo en cuanto a número, y la obesidad, en cambio, es el pan nuestro de cada día aquí en el primer mundo, en el que sobra la comida.

¿Por qué tanto revuelo con la obesidad?
Primero, porque hay una tasa de obesos que sorprende, en Canarias de manera especial; y por otro lado, porque es la antesala de una infinidad de problemas. La obesidad se asocia a aterosclerosis y por tanto a cardiopatía isquémica (angina de pecho, infarto de miocardio, muerte súbita cardiaca) y tromboembolismos varios (pulmonar, accidente cerebrovascular = ictus, infartos en extremidades...). Por supuesto, es un factor de riesgo más que conocido y comprobado de diabetes mellitus tipo 2, que predispone al que la sufre a isquemias en las extremidades, neuropatías, angiopatías (enfermedades de los vasos sanguíneos), retinopatía (y ceguera cuando avanza), y otras enfermedades hormonales; así como hipertensión arterial y algunas formas de cáncer.

Otra enfermedad que se asocia claramente con la obesidad es la artrosis, que no es sino el desgaste de los cartílagos que hay en las articulaciones para que los huesos no se rocen entre sí y se destruyan: el hueso queda desprotegido y expuesto a la fricción con los otros que forman parte de la articulación, con el consiguiente dolor, la hinchazón y la pérdida de movimiento. Es especialmente importante en las rodillas, porque éstas soportan una gran cantidad de peso si la persona pesa mucho, y si esto no cambia, el exceso de peso no sólo la hace aparecer, sino que la agrava.

Y otra patología que la obesidad trae consigo es el síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAOS), también llamado síndrome de Pickwick asociado con obesidad. En él, el tono muscular (la tensión que tienen los músculos y la fuerza que pueden hacer) disminuye, y la lengua obstruye repetidamente la vía aérea durante el sueño. Esto provoca que el paciente afectado no obtenga suficiente oxígeno durante la noche. Su cuerpo se somete a un estrés que aumenta la tensión arterial y no le permite un descanso suficiente. Por eso, durante el día, las personas que sufren de este problema tienen un exceso de somnolencia (una condición indispensable para que el sueño sirva para algo, es que sea reparador; y si no lo es, el cuerpo va a pedir más horas de sueño), problemas de concentración, disminución de la líbido... Y tanto durante el día como durante la noche, son susceptibles de más de un problema respiratorio, así como cardiovascular (arritmias, hipetensión...). En mis prácticas en Cirugía General aprendí que no es especialmente raro que algún paciente obeso mórbido que va a ser sometido a un bypass gástrico, no sea siquiera terminado de preparar antes de asfixiarse por este problema, que hace su aparición cuando la anestesia hace efecto, y dado lo extremadamente difícil que es intubar y reanimar a un paciente de esas características, se quede en el sitio.

¿Qué es lo que lo causa?
Pues quitando algunas excepciones (hipotiroidismo, enfermedad de Cushing, síndrome de Prader-Willi...), la causa es el mal hábito de comer más de lo necesario, incluso sin verdadera hambre. Si bien es cierto que hay un componente genético y uno hormonal (y alguno que otro más) implicados, el estilo de vida es lo que es claro y contundente en este asunto.

El exceso de oferta en cuanto a comida, algunas concepciones culturales erróneas (la gente gorda es más sana, así como más simpática...) y el sedentarismo son obvios caldos de cultivo para la obesidad. Por otro lado, el factor psicológico ayuda bastante, ya que es bastante frecuente la polifagia (exceso de ingesta de comida) en respuesta a la ansiedad.

¿Qué se puede hacer en contra de la obesidad?
Pues de momento, queridos gorditos (como yo), simple y llanamente: cuidar lo que se come y hacer ejercicio. De momento, sólo las dietas (por favor, confeccionadas por profesionales en el tema, y no por cualquier "soy-guay-porque-soy-naturista-aunque-no-tengo-ni-idea-de-nada") y el ejercicio hacen efecto. En casos de obesidad mórbida (IMC ≥ 40), donde los planes terapéuticos no dan resultado (una persona con 45 de IMC es incapaz de hacer ejercicio, por mucho que quiera), aparece la cirugía bariátrica como una peligrosa pero, a veces, necesaria opción; que conlleva unos riesgos tremendos para la persona que se somete a una agresión tal como puede ser eliminar parte de su estómago.

Lo que no se debe hacer nunca es hacer caso de dietas que no están hechas por profesionales, de lo que dice la vecina del cuarto, y mucho menos confiar en productos milagrosos. Yo no sé si es real o si es un bulo, pero parece que hubo por ahí algún hijo de su señora madre que se dedicó a vender pastillas que incluían hormona tiroidea (dan hambre, pero hacen perder peso a costa de que pueda darte un infarto) y huevos de tenia (más de lo mismo, y que encima implican tener un gusano de metros y metros de largo en tu intestino), y los casos de muerte y enfermedad grave empezaron a aparecer como caen moscas.

Jamás debe adelgazarse, tampoco, por imperativo social, sino por pura salud. Lo que opinen otras personas importa poco, lo que importa es que uno no se esté jugando un viaje al otro barrio. Por eso, siempre es mejor pedir consejo y hablar, y no acabar con problemas de anorexia nerviosa y bulimia, o al contrario, con tanta ansiedad que uno acaba comiendo el doble y engorda aún más.

En definitiva...
Lo de que la gordura es hermosura está muy bien, mientras no interfiera con la salud. La obesidad no es que sea fea, es que hay que tener cuidado con ella. Mientras que un ligero sobrepeso no es más que un aviso de que hay que tener cuidado con lo que se hace, la obesidad, y peor aún, la obesidad mórbida, son una bomba de relojería que no habría que dejarse estallar.

Cuidadito con lo que se hace, paciencia, voluntad, y a trabajar por la propia salud (repito: nunca por lo que digan otros, que quien no te quiere gordo, tampoco debería quererte flaco; y al revés también: si te quieren flaco, te deberían querer estando gordo).

domingo, 9 de mayo de 2010

Y el ganador es... (1)

Como prometí, hoy domingo publico las respuestas correctas del primer Pasapalabra de Ya veremos, digo quién ha ganado y hago "entrega" del premio (XD).

Primero: las respuestas.

A - Anastomosis
B - Bypass (o baipás en su castellanización, que la hay)
C - Colostomía
D - Drenaje
E - Eventración, evisceración
F - Fístula
G - Gastroplastia
H - Hernia
I - Injerto
J - Jeringa
K - Ketamina
L - Laparoscopia
M - Mastectomía
N - Nasogástrica
O - Omento
P - Pantoprazol
Q - Quirófano
R - Recto
S - Sigmoidoscopia
T - Tiroidectomía
U - Úlcera, ulceración
V - Valsalva
X - Exéresis, extirpación
Y - Yeyunal
Z - Zollinger-Ellison

Y ahora el ganador. Por favor, aplauso, redoble de tambor y confeti para... ¡Oidun! Que con 48 puntos de 48, lo ha hecho perfectamente. ¡Felicidades!

Y el premio, por supuesto. Pues a falta de camisetas, fotos eróticas firmadas y cosas de esas, Oidun, siéntete libre de proponerme cualquier cosa de la que quieras que hable en el blog, ya sea en Criptología Médica, o de cualquier otra cosa; ya sea explicando algo (que lo dudo, siendo un pre-medicocito a punto de diferenciarse) o dando mi opinión, o lo que se te ocurra ^^

viernes, 7 de mayo de 2010

Pasapalabra - Cirugía General

Acaba mi primera semana de prácticas en el servicio de Cirugía General, y se me ha ocurrido una idea que puede estar curiosa y que puedo repetir varias veces en el futuro, al hilo de lo que ande estudiando o aquello que esté viendo en prácticas. Es para todos los públicos, por eso, quizás para los medicoblastos y medicocitos bien diferenciados sea tremendamente sencillo. Pero la gracia es que todos los que quieran puedan intentar responder.

Se trata de un juego de palabras, pero todas relacionadas más o menos cercanamente con algún ámbito médico o sanitario en general. Igual que en Pasapalabra (como he decidido llamarlo), hay que adivinar la palabra que empieza por la letra que toque. En el caso de la X (la Ñ me la salto), a veces sí y a veces no, será una palabra que contiene la X. El color de la letra (verde, amarillo y rojo) indica (de más fácil a más difícil) la dificultad que puede tener para alguien ajeno a la medicina. Por eso, las rojas dan 3 puntos, las amarillas 2 y las verdes 1. Hay otras que son tremendamente sencillas, como la J de esta primera edición (que además no está únicamente relacionada con la Cirugía General, sino con cualquier área sanitaria, prácticamente), que es una chorrada a falta de otras alternativas. Si no se responde, o se responde mal, simplemente se suman 0 puntitos. El ganador saldrá el domingo y... bueno, el premio me lo tengo que imaginar todavía. Pueden responder bien a través de los comentarios, o bien al email que tengo abajo del todo, si son de los que no gustan de escribir comentarios taaaan largos.

¡Y aquí vamos con el primer Pasapalabra de Ya veremos! Tema de hoy: Cirugía General y del Aparato Digestivo (y cositas que tienen que ver).

A. Conexión quirúrgica entre dos estructura, comúnmente estructuras tubulares.
B. Voz inglesa para denominar técnicas quirúrgicas que crean una vía alternativa para una estructura anatómica.
C. Apertura quirúrgica del colon a la piel para la eliminación del tránsito intestinal y/o desobstrucción del intestino grueso (una pista: le encantan a Seishi).
D. Sistema de eliminación o evacuación de colecciones serosas (de líquido intersticial), hemáticas (de sangre), purulentas (de pus) o gaseosas, desde los diferentes órganos y/o tejidos al exterior.
E. Salida de las vísceras abdominales por una zona u orificio de la pared abdominal debilitada por cirugía, traumatismo o patología, distinta de los orificios naturales o preformados.
F. Conexión o canal anormal entre órganos, vasos o tubos.
G. Nombre dado a diversas operaciones plásticas realizadas sobre el estómago.
H. Protrusión de un órgano o un tejido fuera de la cavidad en la que está alojado normalmente.
I. Fragmento de tejido vivo que se implanta en una parte del cuerpo para reparar una lesión, o con fines estéticos.
J. Aparato para extraer, inyectar o instilar líquidos, consistente en un cilindro graduado de vidrio o plástico con un émbolo que ajusta bien en un extremo y una pequeña abertura en el otro donde se ajusta la cabeza de una aguja hueca.
K. Fármaco anestésico, sintetizado por primera vez en 1962 para uso veterinario, que se usa, por sus efectos psicotrópicos, como droga de abuso alucinógena (otra pista: la Dra. Jomeini la encuentra un perfecto desayuno).
L. Examen endoscópico de la cavidad peritoneal.
M. Ablación de una mama o de una porción de la glándula mamaria.
N. Dícese de cualquier sonda que se introduce en el estómago a través de la nariz.
O. Epiplón, repliegue del peritoneo que une las vísceras entre sí y contiene los vasos y algunos conductos.
P. Fármaco inhibidor de la bomba de protones usado como protector de la mucosa gástrica.
Q. Cualquier sala convenientemente acondicionada para realizar operaciones quirúrgicas.
R. Último tramo del tracto digestivo, situado inmediatamente después del colon sigmoide, destinado al almacenamiento de las heces, previo a su expulsión a través del ano.
S. Exploración endoscópica del colon sigmoide.
T. Extirpación quirúrgica de la glándula tiroides.
U. Pérdida de sustancia cutánea o mucosa con excavación local de la superficie, debida al esfacelo de tejido necrótico inflamatorio, a veces acompañada de secreción de pus.
V. Apellido del médico italiano que da nombre a la maniobra usada en exploración médica, que consiste en intentar exhalar el aire con la glotis cerrada, o con la boca y la nariz cerradas.
Contiene la X. Ablación quirúrgica de una parte inútil o perjudicial para el organismo, o de un cuerpo extraño.
Y. Perteneciente o relativo a la segunda porción del intestino delgado.
Z. Nombre del síndrome causado por la secreción anormal de gastrina, derivado de la presencia de un tumor productor de esta hormona (gastrinoma).

La dificultad de este primer juego es media, así que bueno, no seré demasiado exigente, ¡pero espero que contesten no sólo los medicoblastos! El domingo diré los resultados y qué premio se lleva el que gane. ¡Suerte!

jueves, 6 de mayo de 2010

¡Sangre!

Lo siento si les he atraído, vistas mis anteriores entradas, a esta de hoy bajo la suposición de que "¡Sangre!" se refería a hemorragias llamativas en el quirófano, pero no. De hecho, todavía no he vuelto al quirófano, muy a mi pesar, porque pasar planta en Cirugía General no tiene mucha gracia después de repetirlo dos veces.

Oh... una herida... otra herida... otra herida... ¡Una colostomía! ¡Qué ilusión más grande para mi cuerpo!

Pues eso, que no. Pero el caso es que me ha dado por empezar a estudiar Patología General, que me examino el 22 de mayo de los temas de hematología, neurología y un par de temas que se quedaron rezagados de cuando hablamos del digestivo: hígado y páncreas. Y he empezado, obviamente, por la sangre.

Cuando la di en Fisiología Especial, no me gustó en absoluto. Me parecía sumamente aburrida y, sobre todo, mal explicada, lo cual he corroborado ahora. Pero hoy me cogí el libro mientras volvía a casa en la guagua, y no pude parar de leer sobre trastornos de la hematopoyesis y anemias. ¡Y porque no me dio tiempo a seguir! Porque habría seguido sin moverme del sitio. Ahora, después de comer y hacer un poco el tonto, voy a ver si continúo, ahora tomando apuntes para que no se me olvide nada de nada.

Me vuelvo con mis glóbulos rojos, que es donde me quedé.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Día Mundial del lavado de manos


Hoy, 5 de mayo, es el Día Mundial del lavado de manos. Hoy, desde que llegué al hospital, vi un montón de cartelitos diciéndolo, y unas señales de stop de plástico, de color turquesa, que por un lado ponían el clásico "STOP" de las señales de tráfico y por el otro "¡Lávate las manos!".

El lavado de manos es esencial en todos lados, puesto que un acto tan sencillo y rutinario como ése puede salvar vidas. En algunos sitios del tercer mundo mueren infinidad de niños y adultos por no poder tener una higiene adecuada.

Pero yo voy a ser un poco polémico. ¿Día Mundial del lavado de manos? Últimamente hay "Días Mundiales" de una infinidad de cosas, y a veces me da la sensación de que se está abusando de ello. Es más, hasta cierto punto temo que celebrar días mundiales no haga que la gente recuerde estas cosas, sino todo lo contrario, que se acuerde sólo de aquello de lo que ese día en concreto día mundial. Si es Día Mundial del SIDA, todo el mundo se volverá loco con el SIDA; si lo es del cáncer de mama, pues con el cáncer de mama; si de la diabetes, todos a comer manzanitas y lechuguitas... Realmente soy un escéptico en estas cosas, y además me hacen pensar en que la vida de nuestra era está tremendamente estructurada en el tiempo, provocando que todo parezca ir más deprisa y que el estrés aumente.

Vamos de día de fiesta en día de fiesta, y de día mundial en día mundial. Y si sabemos que mañana es el día de tal cosa, el anterior se pasa más rápido. Tenemos la mente siempre puesta en el futuro, y cuando llega el presente, nos acordamos de lo que se celebra porque lo vemos escrito por ahí. La gente no se sabe los días mundiales, y la higiene de manos, la protección contra el VIH y la detección precoz del cáncer de mama se necesitan todos los días.

Y por otro lado, creo que coexiste otro problema, y es el afán de etiquetarlo todo, de darle a todo su "correspondiente" cajón. ¿Por qué un día del lavado de manos y no de la higiene? Quizás en el hospital tenga más sentido recordar el lavado de manos entre paciente y paciente, o antes y después de realizar algo que pueda requerir contacto con fluidos del paciente; pero si la explicación de por qué es día mundial recae sobre esos niños del tercer mundo que mueren por falta de higiene (de manos, en principio); ¿por qué no reivindicar la higiene en general? De nuevo, en el hospital entiendo que tenga especial importancia, pero si es el día mundial de la higiene (en general), nadie niega que se empapele la institución con recordatorios de cuándo y por qué lavarse las manos en un hospital. Y si realmente sólo se intenta hablar de la higiene en el ámbito sanitario, ¿por qué hacerlo un "día mundial" con el que además bombardeamos a los pacientes que entran por las puertas del hospital?

No sé, no soy yo muy amigo de los "Días Mundiales", al menos no del de hoy.

Ah, y por favor, lávense las manos, salven vidas. Hoy, mañana, y siempre.